Sin ti [Fan fic YunJae]


.: YunJae :.
is love ♥
Título: Sin ti.
Pareja: YunJae
Autor: NinfaOscura
Género: PG.
Advertencias: No.

Sin ti


Yunho miraba el reloj. Pero más que mirarlo, parecía que quería destruirlo. Llevaba ya media hora haciendo exactamente lo mismo. Preguntándose a que hora se dignaría a presentarse cierta persona y… queriendo destruir el reloj, que no hacia mas que torturarlo.


No es como si el fuera alguien impaciente, no, claro que no. No se deben dejarse engañar por esa creciente venita que se le notaba en la frente, o el constante y molesto “sube y baja” de su pierna derecha, o el “baile” de sus dedos sobre la mesa.

No.

Lo que pasa es que la persona que llevaba esperando ya media hora tenia, al menos para el, una asombrosa facilidad para meterse en problemas. Y aunque la mayoría de estos problemas no fueran, por decirlo de cierta forma, "públicos", para el eran lo suficientemente agotadores. Claro, con lo escandaloso que solía ser Jaejoong, y con esa actitud totalmente desquiciada; no le sorprendía en lo mas mínimo que siempre tuviera uno que otro traspié, y con traspié se refería exactamente a las "caídas" que solía tener muy a menudo.

Siempre se preguntaba como era que Jaejoong pudiera bailar tan bien en cada una de sus presentaciones ya que últimamente era raro verlo de pie. Siempre se lo encontraba en las posiciones mas extrañas que pudiera haber visto: tirado cerca de la cama, en la cocina… un día hasta creyó que el estaba practicando yoga en el piso de la sala.

Pero ignorando la risa que le causaba el recordar a Jaejoong en todas esas posiciones, regreso la vista hacia el reloj solo para suspirar frustrado al ver que este había avanzado 5 minutos desde la última vez que lo vio.

Del bolsillo trasero de su pantalón saco su celular: tenia que quitarse esa maldita duda de una ves por todas.

Marco el numero de Jaejoong, espero mas pacientemente de lo que lo estaba haciendo hasta ahora mientras miraba a su alrededor.

Despues de un rato una voz contesto del otro lado:

-Hola- al oír esto Yunho suspiro de nuevo, preparándose mentalmente a darle un bien merecido regaño al despistado de Jaejoong.

-Hola, ¿se puede saber porque no haz llegado aun?- Y les vuelvo a repetir: el NO es impaciente. Esta vez no se engañen del tono mediamente irritado que utilizo al preguntar.

-Lo siento, creo que tardare un poco mas, me surgió algo inesperado - Yunho se sorprendió al oír el tono de voz de Jaejoong.

El si que sonaba irritado. Y no se esforzaba en ocultarlo.

-¿Qué cosa?- pregunto Yunho con curiosidad, olvidando completamente el regaño que tenía pensado darle.

-Te explicare cuando llegue, ¿puedes darme otra media hora?, por favor- Aun sin tenerlo en frente Yunho pudo ser testigo una vez mas de el tan conocido puchero de Jaejoong. Ese puchero que le decía: “sabes que no puedes negarte, es un si o un SI”

Y como ya se le venia haciendo costumbre; Yunho no pudo negarse. ¬¬

Antes de colgar le dijo que seria lo único que lo esperaría y si que no se daba prisa se iría. Claro, Yunho no podía dejar todo su “orgullo” pisado así como si nada.

Y ahí estaba el.

Sentado en la mesa de un restaurante localizado en un centro comercial bastante solo y tratando con todas sus fuerzas de no caer en la tentación de descolgar ese endemoniado reloj y practicar la coreografía de "O" sobre el.

Y vuelvo a repetir; (y ya me estoy cansando de hacerlo), no es que el fuera impaciente; es solo que, ya lo estaba sacando de quicio.

Volvió a suspirar.

Nota mental: Suspirar es bastante bueno para relajarse.

Aunque no servía de nada si te encontrabas de nuevo con ese reloj.

Ahora, gracias a Jaejoong, tendría la tarea de encontrar algo en que distraerse. Volvió a reparar en el hecho de que aquel centro comercial estaba bastante solo, tal vez seria porque estaba realmente apartado de la civilización, o porque era bastante temprano para esperar ver a muchas personas.

El nunca había estado en ese lugar.

Jaejoong fue el que dispuso que se citaran ahí. Ja, vaya ironía. Le dice a donde ir, y el llega tarde. De repente; frunció el seño, como quien se da cuenta de algo cuando ya es bastante tarde.

Había encontrado el modo de distraerse. Sonrió ampliamente. Cualquiera que lo viera justo ahora pensaría que planeaba algo malo. O simplemente… que estaba loco.

Pero recordemos que por ahí... no hay ningún alma. Y que Yunho… se esta distrayendo.

La mayoría de las veces cuando quería pasar el tiempo más amenamente; o en otras palabras, no tenía nada que hacer; siempre se concentraba en alguno de los juegos de su celular, y concentrar se queda corto, ya que realmente siempre se apartaba del mundo real.

Pero últimamente lo que venia haciendo, era pensar.

Si pensar; claro, no era como si el nunca pensara. Solo era que sus pensamientos eran diferentes a los que normalmente solía tener. Nunca se había detenido a pensar en… Jaejoong.

Al menos no en la forma en la que venia haciéndolo desde hace ya varios meses.

No, ahora no pensaba en Jaejoong como amigo.

Ni como cantante.

Mucho menos como compañero de trabajo.

No, el pensaba en Jaejoong… como hombre.

¡¡¡Y sáquense enseguida todos esos malos pensamientos!!! No es como si el fuera un santo. Pero, por muy pervertido que se oyera eso para algunos, el no lo hacia en ese aspecto.

Si desde que se dio cuenta de cómo pensaba en el; le había estado dando tantas vueltas al asunto, que había terminado agotándose, y aceptando “algo” que no quería mencionar en esos momentos.

Con un último suspiro, decidió salir del restaurante para poder respirar algo de aire fresco, y evitar por todos los medios tener que oír el incesante “tic-tac” del condenado reloj.

Se sentó en una pequeña fuente que estaba a la entrada del centro comercial. Al menos desde ahí podría ver si Jaejoong venia.

Y regresando a su distracción favorita. No pudo evitar preguntarse como fue que le paso precisamente “eso” a el. Ahora que aprovechaba cualquier momento para pensar en el, se sentía muy raro. No sabia cuando tiempo había pasado desde la llamada; pero sabia que eso poco le importaría, el esperaría a Jaejoong toda una eternidad de ser necesario.

Al menos se había librado de aquel reloj.

Pero ahora observaba el que llevaba en la muñeca. ¬¬

Maldita sea la hora!! (XD)

Si antes había pensado que no se aguantaría las ganas de bailar la coreografía de “O” encima de un reloj de pared; era por que no le habían dado ganas de quitarse ese reloj y arrojarlo al piso tal como lo hacia en el video de “My Destiny”

Y volvió a suspirar. Eso si tendría que aguantárselo. Ese reloj era regalo de Jaejoong. De repente…

-¡Yunho!, ¡aquí estas!- esa voz lo saco de sus pensamientos. Alzo la mirada y se encontró a Jaejoong corriendo hacia donde el estaba. No pudo evitar sonreír ampliamente al verlo. Lentamente se levanto de donde estaba y espero a que el otro llegara hasta ahí.

Y sin haberlo pensado; cuando el llego a su lado, lo tomo desprevenido abrazándolo hasta casi asfixiarlo.

Jaejoong sintió los brazos de Yunho rodeándolo. Quiso corresponder; pero así de rápido como había venido aquel inesperado abrazo, también lo hizo un suave beso en los labios.

Decir que estaba sorprendido era una tontería en ese momento.

Yunho se separo de Jaejoong con una sonrisa traviesa en los labios. Ver la expresión de inmensa ingenuidad que este tenía, le causaba mucha risa. Y sin mediar palabra; Yunho se echo a reír, ante un muy confundido Jaejoong.

-¡¿Se puede saber de que te estas riendo?!- le espeto con algo de enfado tras varios segundos

-Tu cara es todo un poema…- le aclaro, mientras recorría con la vista toda la cara de Jaejoong; quien se sintió un poco cohibido y bajo la mirada – pero… a mi me gustaría saber por que llegas tan tar… - Yunho se interrumpió bruscamente al percatarse de un para nada discreto “chichón” en la frente de Jaejoong; que se veía, (no encontraba otra palabra)… horrible. -¿Qué le paso a tu frente?- pregunto alzando una ceja en señal de confusión.

-¿Eh?- Jaejoong alzo la mirada hacia donde Yunho veía algo que no debía ser muy bonito. Tardo unos segundos en darse cuenta de a que se refería y más cohibido que antes volvió a bajar la mirada sonrojándose de un modo que a Yunho se le antojaba adorable. –Me caí cuando salía de casa de mi hermana- explico.

¿Casa?, ¿hermana?, ¿se cayo?

Ahora era Yunho el que tardaba en asimilar aquello.

-¿Estabas en casa de tu hermana?- pregunto y vio como Jae asentía aun sin levantar la vista. Yunho tomo por el mentón a Jaejoong y dulcemente coloco un beso ahí en donde se encontraba el chichón. Se separo y lo miro. -¿Te dolió?, ¿lloraste?- Jaejoong lo miro haciendo un puchero que le decía: “no pienso contestar a eso, al menos no con la verdad”. Y simplemente agrego.

-Los hombres no lloran-

Yunho volvió a reír – Vamos Jae, te eh visto llorar solo porque te dije que tu sopa no sabia bien-

-¡Si sabía bien, eres un tonto que no tiene “tacto” para la comida!- y ahí va Jaejoong con otro de sus pucheros. Este decía: “maldito insensible, ¡en mi vida te vuelvo a preparar sopa!”

-Adivina que: por ser nuestro aniversario de 200 días, eso será lo último malo que te diga- le digo mientras posaba el brazo alrededor de los hombros de su novio.

-No te creo- y este le saco la lengua.

Y todo eso le recordó a Yunho.

Que el odiaba el tiempo…

-Vamos, era solo una broma-

-Ja si, claro-

… sobre todo cuando tenia que pasarlo sin Jaejoong.


Fin.

-.-.-


2 comentarios:

saning81 31 de enero de 2011, 17:14  

Que cute!!

Amo a Yunho y eso lo sabes y el hecho de imaginarlo como león enjaulado esperando a JJ se me hace de lo más cute del mundo.

nice fic

Karunohi_Mio 2 de febrero de 2011, 16:20  

Jeje. Como no amar al lider sshi *¬* Despues de todo es mi 2do.
Siiiiiiiiiiii, es tan cute X3 Cuando me imagino las escenas... ahhh! Amo el YunJae!

Gracias por comentar Saning!

Blog contents © Kimi no Yaoi 2010. Blogger Theme by NymFont.